CORTIJO DE LA CARRASCA (CORDOBA)


Son muchas las leyendas e historias que existen en Andalucía, la gran mayoría están basadas en hechos que sucedieron hace mucho tiempo.  Algunas de esas historias sucedieron en un pueblecito de la comarca de Córdoba. Cerca de Priego de Córdoba, concretamente en Almedinilla, todavía hay gente que recuerda algunas de estas historias que fueron pasando de boca en boca. Cerca del pueblecito de Los Ríos, existe un cortijo que se le conoce como el cortijo de la Carrasca, donde las gentes del pueblo de Los Ríos y el pueblo vecino Las Sileras, recuerdan algunas de esas leyendas en las que se dicen que en este cortijo como en otros cercanos que por desgracia ya están en total ruina, han sucedido fenómenos extraños, golpes en las paredes, voces de niños jugando, personas de apariencia extraña y suicidios en una misma familia. Sin olvidar que parte de este entorno está rodeado por ese triangulo de la muerte del que hablaremos más adelante.
 
          Tiempo Cero se desplazo hasta el pueblo de Las Sileras, donde nos encontraríamos con Gregorio Gutiérrez, una persona curtida por el paso del tiempo y siempre rodeado de olivares, una persona que recuerda algunas de estas historias que escuchaba a sus mayores siendo él un crio. Este es el testimonio que nos contaba nuestro amigo Gregorio.
Al parecer había una chica en este cortijo, el padre no le gustaba el novio que tenia y, al parecer, el padre a través de unos rezos y hechizos metió a su hija en una grieta como castigo, y según cuenta la leyenda, todavía sigue en aquel lugar. Esta chica se le aparecía a un chico del pueblo al atardecer, cuando este chico iba a recoger leche para su familia. Era una chica muy guapa, con un cabello largo y muy rubio, así durante varios días. El muchacho estaba deseando que llegara la hora para ir a buscar la leche y encontrarse con la chica; ésta, le dijo que viniera un día y a una hora en concreto, pero que por favor, no se lo dijera a nadie, era muy importante que nadie lo supiera, el joven se lo comento a un familiar y, el día señalado, fueron los dos, el familiar iba retirado del joven, pero iba acompañado.
Cuando llegaron al lugar, la chica se presento, pero al ver que iba a acompañado, se les presento en forma de bruja.
 
 
Sobre el medio día, regresábamos a Los Ríos, donde por cosa del destino,  preguntamos a una señora (María Hidalgo) por el cortijo de La Carrasca, nos indico la dirección a seguir y sin dejar de bajarnos del coche, nos conto que aquel lugar esta embrujado, que antiguamente un padre había enterrado a su hija. La misma historia que nos había contado Gregorio pero con algunos matices.  
                                                            
INVESTIGACION

Después de habernos entrevistados con Gregorio y María, llegamos al cortijo o lo poco que queda de él,  donde un lugareño nos indica que en ese cortijo se oyen cosas raras. Damos una vuelta por el exterior para comprobar su estado y, como se puede apreciar solo queda una parte de él, en pie. Otras dos edificaciones en ruinas se encuentran cerca del cortijo, un lugar encantado según los vecinos. En este lugar ocurrió aquellos rezos y hechizos que dieron lugar a la leyenda,   tal vez quede algo de esa energía en algún lugar de este cortijo. Comenzamos por grabar en el exterior mi hijo Salvador iba señalando algunos puntos donde posteriormente colocaríamos las grabadoras, vamos tomando nota de todo lo que sucede durante las grabaciones de audio.   Nos acercamos hasta el Chimeneón donde María nos contaba que se aparecía la chica……
 

Entramos por uno de los huecos que hay en una pared y una vez en el interior, hacemos un pequeño recorrido por lo poco que aún queda en pie. Comenzamos por colocar una grabadora analógica en una de las dos habitaciones del fondo, concretamente en la izquierda, al salir dejo la puerta abierta de la habitación,  recojo la cámara de video y vuelvo grabando por el pasillo hasta llegar a la habitación y me encuentro la puerta cerrada, cuando la había dejado abierta al salir; abro la puerta y al entrar a la habitación, la linterna comienza a fallar y tras de mí, la puerta se vuelve a cerrar, fueron unos segundos en que solo podía decir, miren, miren como se cierra la puerta. 
A continuación, Salí de la habitación pensando que mi hijo había entrado, pero no, el único que estaba en el interior era yo, pensé que alguna corriente de aire podría ser la causante de que la puerta se cerrara, pero la habitación no tiene ventana y solo hay una en la habitación de en frente, la cual estaba cerrada, no corría aire ninguno y la temperatura era de unos 25 a 28 grados, cosa que descarte. Comprobamos la temperatura con nuestro medidor lo que nos das una lectura de las habitaciones de 16,6 – 16,5 en la habitación donde se cerró la puerta.  Sobre las cinco de la tarde, dimos por concluida la visita al cortijo de la Carrasca, donde los fenómenos al parecer siguen latentes a pesar del paso del tiempo, tal vez esa chica este esperando a que alguien le ayude a salir de esa grieta que la mantiene cautiva.
 
 
 
Son muchas las leyendas que circulan por estos contornos y casi todas ellas basadas en hechos reales que con el paso del tiempo se han ido exagerando, pero no dejas de ser hechos. El cortijo de Los Asombros, el cortijo de los catorce, donde cuentas que se oyen ruidos, pasos y gente hablando en voz baja, en el cortijo de los catorce, al parecer  se fueron suicidando todos los miembros de una misma familia, escuchaban voces invitándoles a suicidarse. Todos ellos con un pasado muy oscuro. Las Lastras de unas treinta y cuatro  viviendas que se encuentran enclavado dentro de lo que se conoce como el “triangulo maldito de los suicidios” en los vértices de Alcalá la Real, Priego de Córdoba e Iznaja. Este extraño triángulo tiene el desgraciado récord de ser una de las zonas con más suicidios de toda España.
Sobre las cinco de la tarde dábamos  por terminado la visita al cortijo de la Carrasca, nos íbamos contentos después de haber recogidos los testimonios de Gregorio y María, y la experiencia de la puerta cerrándose. No hemos encontrado una explicación a lo de la puerta cerrándose, tal vez esa energía aun sigue latente en algún lugar de aquel cortijo
Ahora queda revistar todo el material, tanto de video como audio y fotografías.  Esto es lo que ha dado de sí nuestra visita por  Andalucía.
 
Nuestro especial  agradecimiento a Gregorio Gutiérrez y a María Hidalgo por sus testimonios, así como a su encanto y salero, a la hora de contarnos las leyendas.  Podéis ver nuestro reportaje en el YouTube.
Quiero dedicar este reportaje con todo mi cariño, a mi hijo Salvador. 
 
 
 
                                                                POR SALVADOR JUNIOR Y SALVADOR REBOLLO.
 

2 comentarios:

  1. Vaya historia como siempre interesante, saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad que en estos parajes andaluzes, hay muy historia ysobre toso muchas leyendas.

      Eliminar